¿Qué es el manejo defensivo?

Compartir

¿Recuerdas cómo aprendiste a manejar? Tal vez fue un familiar o un instructor (o ambos) quienes te enseñaron cuál era la forma correcta de ponerte frente a un volante, qué hacer para encender el auto y cómo sortear los retos del camino. Todas estas recomendaciones son parte de algo llamado manejo defensivo y hoy te contamos más sobre él.

¿Qué es el manejo defensivo?

En términos generales podemos decir que el manejo defensivo es una estrategia de conducción que tiene el objetivo de reducir los accidentes de tránsito y su impacto. Éste consiste en conducir estando atento a los errores de los otros conductores para poder anticiparse y tomar decisiones que eviten algún incidente.

¿Cómo aplicarlo?

Sin duda los conductores pasan cada vez más tiempo en el tránsito pesado, varados en las calles entre estrés y aburrimiento, mismos que pueden provocar accidentes, por eso es muy importante ser prudente y tomar en cuenta los siguientes puntos sobre manejo defensivo:

1. Ten conocimiento

Trata de poner atención a las acciones de los otros conductores, sobre todo a sus errores y nunca asumas que los demás conducen como tú ya que no es así.

2. Sé precavido

Para los conductores existen muchos tipos de distracciones en el camino y nunca sabes cuál puede provocar un frenado inesperado o un cambio de carril brusco, por eso siempre debes mantener una distancia de seguridad que por lo menos te permita ver las placas del auto de enfrente.

3. Sé predecible

Aunque esta regla puede parecer muy simple, recuerda que manejar de forma predecible ayudará a los otros conductores a saber cuál es tu siguiente movimiento y esto siempre te mantendrá a salvo. Te recomendamos usar tus luces direccionales e intermitentes, así como hacer cambio de luces cuando sea necesario.

4. Toma decisiones

Mantener la distancia es muy importante porque esta te dará un margen de tiempo en el que podrás reaccionar de acuerdo con los movimientos del otro conductor y así evitar un choque. He ahí la importancia de estar atento y tomar decisiones acertadas en poco tiempo.

5. Cuidado con el punto ciego

Recuerda que todos los vehículos lo tienen, por lo que te recomendamos evitar ponerte en el punto ciego de camiones y autobuses, así como tener cuidado con los vehículos más pequeños como motos o bicicletas ya que pueden estar en el tuyo.

6. Checa tu auto

Procura mantener tu auto en buenas condiciones. El no hacerlo te hace más propenso a cometer errores y sufrir algún percance por eso aquí te decimos cómo cuidar tus frenos. Además te recomendamos hacer una revisión periódica los niveles de aceite y líquidos, de la presión de las llantas, las luces, el sistema eléctrico y de los limpiaparabrisas.

Sabes que para Bridgestone tu seguridad es lo más importante, por eso te ofrecemos llantas de la más alta calidad que, junto con estas recomendaciones de manejo defensivo, esperamos te sean de gran utilidad en tu próximo recorrido.