Bridgestone DriveGuard - No es momento de parar. Manejo seguro incluso después de una ponchadura.
DriveGuard Logo Image

Manejo seguro incluso después de una ponchadura

Continúa conduciendo durante 80 km a una velocidad máxima de 80 km/h*.

 
 

No es momento de parar

Porque a veces no puedes detenerte

Diseñadas para tu auto

Diseñado para vehículos equipados con TPMS (sistema de monitoreo de presión en los neumáticos) que te advierte en caso de perdida de presión en las llantas mediante un testigo en el tablero del auto.

DriveGuard te permite continuar tu camino de forma segura hasta 80km a una velocidad máxima de 80km/h después de una ponchadura o pérdida total de presión sin necesidad de detenerte.

Segura ante todo

Mantén siempre el control tras una ponchadura. Gracias a su innovadora tecnología DriveGuard, podrás seguir conduciendo cómodamente y con seguridad durante 80 km a una velocidad máxima de 80 km/h. Esta tecnología de punta te permitirá seguir rodando hasta que encuentres un lugar seguro donde puedas cambiar o reparar tu llanta. ¡Con DriveGuard, deja atrás los obstáculos del camino!

Gran control sobre mojado

Las llantas Bridgestone DriveGuard ofrecen una gran adherencia en caminos mojados y una gran respuesta de frenado en cualquier situación, brindando gran seguridad. Esto las vuelve ideales para un manejo seguro en lluvia. Con DriveGuard, la lluvia tampoco será un obstáculo.

DriveGuard es la llanta ideal ante los problemas que surjan en tu camino.

 
 

Tecnologías incorporadas en DriveGuard

Heating and cooling symbol

Innovación en cada llanta

Las llantas Bridgestone DriveGuard más que neumáticos, son verdadera innovación que te acompaña y hace tu viaje más seguro. Su innovadora tecnología Cooling Fin ayuda a disipar el calor generado en el interior del neumático después de ocurrida una ponchadura. Esta tecnología te permite circular hasta 80 km*, incluso tras perder toda la presión del neumático.

 

Tipos de ponchaduras hay muchas.
La solución para cada una de ellas, tiene nombre: DriveGuard

Sabemos que buscas proteger tu auto de las múltiples amenazas y contratiempos que pueden aparecerse en el camino.

No importa si se trata de un clavo afilado que se incruste en tu banda de rodamiento, o un trozo de cristal que rasgue el borde exterior de tu llanta.
Con Bridgestone DriveGuard ten la seguridad de seguir conduciendo y llegar a tu destino.

 

¿Estás listo para vivir la experiencia DriveGuard?

* DriveGuard sólo puede ser montada en vehículos que cuenten con el sistema de monitoreo de presión en las llantas (TPMS) y bajo los índices de carga y velocidad indicados en el costado del neumático.

La distancia recorrida tras sufrir una ponchadura puede variar en función de diversos factores, como la carga del vehículo, la temperatura exterior y el momento en el que se active el sistema TPMS.

Cualquier uso distinto al indicado por el fabricante puede limitar o inhabilitar el desempeño del producto. Para más información consulta a tu Distribuidor autorizado Bridgestone.