El futbol antes de ser futbol

Compartir

Si eres ese tipo de Fan Bridgestone que podría hablar de todos los temas relacionados con el futbol entonces estás en lugar adecuado y en el momento correcto, ya que en esta segunda entrega te contaremos más sobre la historia de este apasionante deporte.

Lugar de origen

Como lo comentamos en la primera entrega, el origen oficial del futbol se cuenta a partir la formación de la Football Association o Asociación de Futbol de Inglaterra, en 1863, pero para lograr consolidarse de manera oficial, este deporte tuvo que recorrer un largo camino en dicha nación.

Si bien desde sus inicios el balompié emocionaba a buena parte de la población en las Islas Británicas, no era una actividad bien recibida por algunas autoridades, que percibían de forma negativa las reacciones que se daban al jugarlo, dando pie a que actuaran en su contra.

Censura y prohibición

Entre los ejemplos más claros tenemos lo sucedido en 1314, cuando el alcalde de Londres decidió prohibir el futbol dentro de la ciudad debido al ruido que provocaba, siendo la pena de cárcel el castigo para quien lo practicara. Un par de décadas después durante la Guerra de los Cien Años, Eduardo III, Ricardo II, Enrique IV y Enrique V castigaban a quien lo jugara ya que consideraban que al hacerlo sus súbditos no practicaban actividades más importantes como ejercicios militares.

El futbol en Escocia no se libró de esta censura y todos los reyes de esta nación durante el siglo XV lo prohibieron. Una de las acciones más famosas fue el decreto publicado por el parlamento convocado por Jaime I en Perth en 1424, que indicaba que ningún hombre debía jugar futbol, pero no sabían que la pasión por este deporte era mucho más grande, pues en general la oposición al futbol se relacionaba con cuestiones de desorden público.

En 1608, en Manchester se prohibió debido al gran número de ventanas rotas por los balonazos y cuando el puritanismo cobró fuerza durante el siglo XVI tachó a todos los deportes, especialmente al futbol, como frívolos, pues perturbaba el descanso dominical, era fuente de ocio y otros vicios

Lo que no sabían es que la pasión por este deporte era mucho más grande, y aunque su práctica fue un tabú durante 300 años más antes de poder volver a practicarlo oficialmente, a partir de la formación de la Football Association, el futbol haría rodar al mundo.

La resistencia

Durante la época isabelina en Inglaterra el entusiasmo por este deporte se intensificó. La influencia del “calcio” italiano reforzó el sentimiento local, ya que éste estaba mejor reglamentado que el futbol inglés y los equipos vestían coloridos uniformes, además estos eventos eran considerados especiales de gala.

Adicionalmente apareció una figura clave en la apreciación de este deporte: Richard Mulcaster, pedagogo y director de los renombrados colegios londinenses Merchant Taylors' y St. Pauls, quien más allá de ver un deporte rudo y poco elegante, lo consideraba una actividad con valores educativos positivos que ayudaba a fomentar la salud, por lo que propuso eliminar la parte brusca, limitar el número de jugadores por equipo e incorporar árbitros estrictos, transformándolo así en un mejor deporte.

Como puedes ver, a pesar de haber estado prohibido en sus inicios, la pasión que desata la disputa por un balón no puede ser erradicada y el Máximo Desempeño que cada jugador y cada Fan Bridgestone ponen en el terreno de juego es algo que durará para siempre.

Muy pronto te contaremos más, así que sigue nuestras entregas y no olvides visitar nuestro catálogo para descubrir las llantas perfectas para ti.

¿NECESITAS ENCONTRAR LAS LLANTAS PERFECTAS PARA TU VEHÍCULO?