¿Qué es la alineación y el balanceo de un auto?

¿Que es la alineación y el balanceo?

Imagina que ya visitaste tu punto de venta Bridgestone más cercano, recibiste orientación de nuestro equipo experto para saber qué llanta comprar, y que ésta finalmente ha sido montada en tu auto, ¿estás listo para empezar a rodar? Definitivamente, no. Muchas personas piensan que sí, pero en realidad todavía faltan dos servicios para obtener un Máximo Desempeño sobre el camino: la alineación y el balanceo, ¿los conoces?

Si tu respuesta es no, ¡no te preocupes! Nosotros te explicamos de qué se tratan. Junto con tus hábitos de manejo, las condiciones del camino sobre el que circulas y las características de tu auto, estos servicios son cruciales para extender, o bien, acortar la vida útil de tus llantas Bridgestone. ¿Ahora entiendes su importancia?

¿En qué consiste la alineación de mis llantas?

Básicamente, la alineación es el proceso en el que se ajustan las llantas de un vehículo para que miren hacia el frente, es decir, las llantas de tu auto deben quedar paralelas entre sí y perpendiculares al camino. Lo óptimo es realizar este servicio cada 10 mil kilómetros; en caso de que no, tu volante tenderá a irse hacia un lado, o bien, nunca regresará a su posición original después de girarlo, lo cual tarde o temprano generará un desgaste irregular.

Balanceo: el equilibrio entre tu llantas y rines

El balanceo, por otro lado, es un procedimiento por medio del cual se ajustan los pesos de una llanta y su rin para mantener un equilibrio correcto entre ambos. Con pocas palabras, es el servicio en el que se distribuyen uniformemente el peso entre las llantas y los rines. Cuando no se realiza el balanceo, se corre el peligro de perder miles de kilómetros de vida útil.

Existen dos tipos de balanceo: el estático y el dinámico. En el primero, se colocan pequeños pesos en el rin para conseguir dicha estabilidad; y en el segundo, por el contrario, se toma en cuenta el peso de la llanta para realizar el ajuste correspondiente. Sabrás cuándo hay que balancear tus llantas cuando el volante de tu auto empiece a vibrar o este último genere ruidos al circular a ciertas velocidades.

La alineación y el balanceo son dos servicios muy importantes para mantener en óptimas condiciones tus llantas y extender su vida útil. Sin embargo, si aún tienes dudas sobre ambos procedimientos, te invitamos a visitar tu punto de venta más cercano. En él, nuestro personal podrá evaluar tus llantas e informarte si ya es tiempo de realizarlos. Siéntete tranquilo, ¡estás en manos de los expertos!