Conoce los riesgos de comprar llantas usadas

Compartir

Cuando una de tus llantas se poncha o se desgasta, seguramente te ha pasado por la cabeza que por ahorrarte unos centavos acudes a una vulcanizadora a comprar un neumático de segunda mano que aparentemente se “ve bien” y es más barato, pero ¿conoces los riesgos de comprar llantas usadas? Conócelos si lo tienes considerado, ya que el hacerlo es sin duda un peligro al volante para todos.

 

¿Cuáles son los problemas?

Las llantas usadas pueden ser consideradas un desecho para el planeta debido a su desgaste y a su estructura debilitada, lo que provoca un mal desempeño en el agarre y la maniobrabilidad en cualquier condición. Además, este tipo de llantas pueden deformarse o reventar rápidamente en cualquier bache o banquetazo. Y en condiciones de lluvia pueden sufrir derrapes o los llamados hidroplaneos, ocasionando accidentes muy graves. Y no solo eso: el desgaste de combustible es mucho mayor a otras que ahorran gasolina.

Otra de las grandes desventajas de comprarlas usadas, es que no cuentan con ningún tipo de garantía que sustenten la certeza, el uso y la calidad de la llanta, y de esta manera el consumidor no tiene ningún respaldo para quejarse si salió defectuosa.

Pero uno de los mayores problemas es sin duda el regrabado, el cual consiste en trazar de nuevo el dibujo o los canales del neumático para aparentar que tiene poco recorrido y es “nueva”, esto se hace para “alargar la vida útil de la llanta”. Esto es especialmente grave, ya que no todas las llantas pueden ser regrabadas, sólo aquellas que cuenten la certificación, el surco y el grosor necesario pueden hacerlo.

Cuando esta técnica se practica de manera errónea, la llanta provoca más desgaste y fricción con el suelo, porque al cambiar su banda original, el neumático se hace más delgado y no permite soportar las altas velocidades del auto, lo que provoca serios accidentes.

De igual manera las llantas usadas ocasionan un grave problema al planeta, porque contaminan más y dañan al medio ambiente; ya que mucha gente al ya no servir, las dejan tiradas en carreteras, lotes, terrenos baldíos, ríos o mares.

Por eso te recomendamos comprar llantas nuevas y evitar este tipo de problemas. Existen varios modelos de Bridgestone para cualquier tipo de vehículo que ofrecen el máximo desempeño, agarre y durabilidad. Recuerda consultar cual es tu mejor opción antes de comprar un nuevo neumático.

 ¡Nos vemos en la próxima!