Básicos del futbol: Club América, la historia

El futbol mundial tiene grandes representantes que hacen vibrar nuestras emociones en cada encuentro, y es que este deporte es incomparable, tanto que en Latinoamérica es casi religión. Muchos aprenden a patear un balón antes de caminar, otros heredan el amor por un equipo de generación en generación, pero sin duda todos lo vivimos con el corazón.

Entre los equipos básicos más representativos del continente se encuentra uno lleno de tradición y un legado que creció junto con su país, estamos hablando del Club América, perteneciente al futbol mexicano, que justo como las mejores llantas, da su Máximo Desempeño en cualquier terreno de juego.

Su historia

Para conocer el pasado de este gran equipo tenemos que remontarnos muchos años en el pasado, exactamente a 1916, año en el que Rafael Garza Gutiérrez y su primo Germán Núñez Cortina combinaban el estudio con su más grande pasión: el futbol. Fue así como, haciendo mancuerna, decidieron conformar un equipo con los mejores jugadores de su escuela.

Garza Gutiérrez era el más interesado en armar este equipo de futbol mexicano y sorprendió a todos al llegar con una propuesta de uniforme hecho en casa que constaba de un pantaloncillo azul, calcetines azules y una camisa de manga larga color crema, botones al frente, con la palabra “Récord” en la espalda, mismo que emocionó a los muchachos y que posteriormente se convertiría en el uniforme y en el nombre oficial del equipo, así como en el apodo de Rafael Garza Gutiérrez.

Al mismo tiempo, en otra escuela se había formado un equipo de futbol llamado “Colón”, integrado por Ignacio de la Garza, Luis Fabre, Alonso Sordo Noriega, entre otros. La inconsistencia de algunos jugadores muchas veces no les permitía completarse en todos los partidos, motivo por el cual su entrenador -que conocía al recién formado “Récord”- propuso fusionar ambos equipos, de tal manera que contarían con más jugadores y un buen uniforme.

Un nombre legendario

Después de llegar a un acuerdo, el día 12 de octubre de 1916 se concretó la fusión, conservaron el característico uniforme azulcrema y decidieron que, dado que esa fecha se conmemora el descubrimiento del continente, “América” sería un buen nombre para un equipo de futbol mexicano.

Este detalle también estaría presente en el escudo del nuevo equipo, donde aparece la silueta del continente acompañado de las letras “C” de Club y “A” de América.

De esta manera surgió uno de los más grandes equipos del futbol mexicano que actualmente cuenta con más de un siglo de vida, a lo largo de los cuales se ha consagrado como el máximo campeón.

Aunque por un breve lapso (de 1918 a 1920), el equipo cambió su nombre a “Unión” a causa de que todos los grupos de los colegios Maristas se fusionaron para participar en la Liga Nacional de futbol, el equipo retomó el nombre de América.

Rumbo a la Primera División

Poco a poco el América fue cobrando fuerza y ahí surgió la idea de integrarse a la Liga Mexicana de Football Amateur Association. Registro que se formalizó en 1917 y una vez admitido, debutó el campeonato de futbol 1917-1918.

El primer partido del Club fue el 31 de octubre de 1917, donde perdió por un tanto contra el Júnior, pero sin duda la historia que desencadenó este partido es una de las más grandes del futbol mexicano.

Muy pronto te contaremos más sobre este legendario equipo de futbol, pero mientras tanto esta puede ser una gran opción para no extrañar el futbol.