Bridgestone, en colaboración con save the children, celebra el día internacional del voluntario

Durante la jornada de voluntariado, se remodelaron aulas y se entregaron despensas y juguetes, beneficiando a más de 70 familias

Ciudad de México, México, (06 de diciembre de 2016). – Bridgestone, líder mundial en la fabricación de neumáticos, consciente de la importancia de que los niños tengan, no sólo una excelente alimentación y educación, sino también momentos que fomenten su recreación, se une durante el mes de diciembre a la fundación Save the Children.

En el marco del Día Internacional del Voluntario, la llantera nipona y sus voluntarios visitaron los Centros Comunitarios de Desarrollo Infantil (CCDI) “Wippo” y “Tren de la Infancia” localizados al sur y oriente de la Ciudad de México respectivamente, con la finalidad de realizar acciones en pro de la población escolar y sus familiares

Dentro de las actividades realizadas en esta jornada, se entregaron juguetes a los niños, despensas a las familias, además la remodelación de cuatro aulas en el CCDI Tren de la Infancia, beneficiando directamente a más de 70 niños y sus familias.

“En Bridgestone estamos conscientes de la importancia que tienen la alimentación y el esparcimiento en la formación de los niños para crear personas benéficas para la comunidad. Por lo tanto, celebramos esta alianza estratégica con Save the Children, para anualmente apoyar a estos niños y sus familias a mejorar sus condiciones”, comentó Gabriel Pichardo, Country Manager de Bridgestone México al ser partícipe de esta actividad de voluntariado.

Por su parte, Eduardo Ochoa, Director de Ventas para Bridgestone México, promotor de esta iniciativa en pro de los niños mexicanos, comentó: “Continuaremos trabajando por los niños de nuestra comunidad, no sólo creando la Navidad Bridgestone, también creando espacios donde puedan tener momentos de esparcimiento y apoyando a más instituciones”.

Durante la jornada anual de voluntariado, se contó con la presencia de 25 colaboradores, quienes tuvieron la oportunidad de jugar y participar en las dinámicas preparadas por los niños y sus profesoras, así como compartir el desayuno con ellos. Los voluntarios Bridgestone invirtieron 87 horas para entregar 80 despensas, 73 juguetes y remodelar 4 salones de clase.

Con acciones como estas, Bridgestone busca crear un impacto positivo en los niños, sus familias y la comunidad, atendiendo las necesidades reales de la población y sumando a su promesa de servir a la sociedad con calidad superior.